Adaptando detalles

por Ricardo Vega el 15/05/2018

¡Hola!

En mi último post hablaba de privacidad y de su importancia. Hoy te quiero contar como gestiono la privacidad aquí en este blog y la lista de correo que este tiene asociada, adaptándome al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Como habrás visto, la privacidad de los usuarios es un tema que me importa especialmente y me gustaría que esa filosofía se vea especialmente plasmada aquí, tanto en palabras como en acciones.

En ricveal.com se hace un muy escaso tratamiento de los datos sus usuarios ya que no se recopilan datos personales de forma directa mientras navegas. Es cierto que, al igual que una gran parte de los webs y blogs en la actualidad, empleo Google Analytics para conocer métricas generales de los usuarios, poder discernir que contenido gusta más, cual menos, si existe navegación entre páginas o las visitas son puntuales a una entrada concreta, etc.

En todo caso, los datos los recopila Google Analytics y a mi me los muestra agrupados y despersonalizados en un dashboard; es decir, yo veo comportamientos genéricos en https://ricveal.com, no detalles concretos de usuarios pero es verdad que Google, con sus recursos, podría ser capaz de individualizar más los datos.

Por otra parte, todo el contenido del blog lo sirvo a través de HTTPS para aportar un extra de seguridad que mejore la integridad de la web y sus usuarios. En todo caso, debes saber que desde la actualización del blog hace un par de años, este es un sitio estático, es decir, no existe un servidor que renderice las páginas y te las entregue sino que empleo exclusivamente un servidor de estáticos (que me provee Gitlab.com) desde donde directamente entrego HTML, CSS y Javascript.

Hasta la fecha, no he localizado ninguna cookie ni elemento adicional a mi código añadido por Gitlab, sin embargo no está en mi mano asegurar que esto no vaya a ser en un futuro. En todo caso, serías notificado y casi con total seguridad cambiaría de proveedor tan pronto como me fuera posible. Sea como sea, en este ejercicio de transparencia, te informo de ello.

Tu privacidad me importa

Otra parte importante de la infraestructura de este blog es CloudFlare, que en mi caso se situa como intermediario entre el navegador y el servidor de Gitlab que entrega el contenido del blog. Su finalidad es múltiple: por un lado acelera la rapidez de la web, al "cachear" parte de su contenido, por otro me permite implementar con facilidad HTTPS y por último sirve de protección frente a ataques DDOS entre otros. Para esto último, emplea una cookie que identifica al usuario y lo bloquea en caso de que intente realizar múltiples llamadas en una cantidad de tiempo pequeña. Esta cookie no sirve para rastrear al usuario más allá de esta protección y en todo caso tampoco es controlada por mi.

La única cookie que se emplea de forma directa en ricveal.com es aquella que me permite discernir si un usuario ha aceptado o no la política de cookies (el mensajito que aparece arriba y que tan pesado es verlo en todas las webs pero es obligatorio al tratarse de un requisito legal). Así, si un usuario ya ha aceptado dicha política, no se le marea mostrándole una y otra vez la misma alerta.

Toda esta información, la puedes ver ampliada en la política de cookies que he redactado y que desde ya tienes disponible.

A parte de este documento, he redactado un Aviso Legal y una Política de Privacidad conforme a las exigencias del RGPD que puedes consultar siempre que desees.

A modo de resumen, debes saber que la única información personal que se recoge en este blog es a través de la lista de correo electrónico, mailist, newsletter o como quieras llamarlo; a esto. Dicha información (tu correo electrónico y tu nombre) son almacenados por MailChimp, mi proveedor para dichos menesteres y desde donde envío de forma puntual comunicaciones que creo pueden serte relevantes. Por supuesto, estoy completamente en contra de prácticas SPAM y por tanto las evito. Además, con el fin de garantizar tu privacidad, te pido sólo los datos que realmente necesito: tu correo para tener una dirección donde enviarte la comunicación y tu nombre para evitar frases del tipo "querido usuario". Para subscribirte a la lista, debes ser mayor de 13 años o contar con la autorización expresa de tus tutores legales en caso de que no llegues a este umbral.

Es importante destacar que estos datos los almacena MailChimp ya que no se trata de una empresa europea por lo que los datos de subscripción abandonan la Unión Europea. Sin embargo, también debes saber que MailChimp está adherido al acuerdo de escudo de privacidad aprobado por la Unión Europea que garantiza su correcto uso. De cualquier forma, te arriesgas a que la CIA o el FBI se enteren de que eres subscriptor de mi lista de correo electrónico, demostrando tus ganas de vivir al límite.

Nunca, nunca, NUNCA comercio con tus datos. Ni compro ni vendo información personal. Tampoco estoy de acuerdo con las webs que lo hacen.

Con todo esto, y según la nueva normativa, los datos personales empleados por ricveal.com de forma directa o indirecta por alguna de las tecnologías / proveedores con los que trabajo son clasificados como datos básicos de bajo riesgo.

Por supuesto puedes modificarlos, eliminarlos o hacer lo que quieras con ellos siempre que quieras que para eso son tuyos. Para ello, por favor dirígete al correo electrónico que he habilitado para ello.

Los comentarios

Antiguamente existía otra sección donde se almacenaban datos de carácter personal, aunque no lo hacía yo, sino el proveedor que empleaba. Me refiero a los comentarios de las entradas y mi proveedor Disqus.

Con esta actualización que le he dado al blog, he eliminado la posibilidad de escribir comentarios en las entradas ya que es una funcionalidad que apenas empleabais como usuarios del blog (ya había comentado con anterioridad que me estaba planteando su supresión). Además no he visto información clara al respecto del uso de las cookies que introducía Disqus por lo que he decidido suprimir los comentarios al final de las entradas.

¿Elimina esto la interacción? ¡Por supuesto que no! Te pido que ahora la traslademos a Twitter donde te puedo responder antes y sus propias limitaciones ayudan a que concretemos el mensaje. Es más, me encantaría recibir muchas más preguntas y opiniones a través de Twitter. Así que ya sabes...

El formulario de contacto

Otra sección que ha sido modificada es la página de contacto. Antiguamente disponía de un formulario desde donde podías enviarme un mensaje. Realmente no almacenaba la información recogida más allá de emplearla para contestar al correo pero he decidido que no tenía mucho sentido mantener el contacto cuando cualquiera puede mandarme un correo a la misma dirección empleando su gestor de correo habitual, evitándome a mi dar explicaciones sobre el dichoso formulario. Practicidad.

Apóyame y Newsletter

También he introducido en el blog la página especialmente dedicada a la Newsletter desde donde podrás subscribirte a mi lista de distribución. Centralizo ahí el proceso de alta para evitar molestos pop-up y banners que aunque siempre he intentando que no sean invasivos, creo que difícilmente van a ser menos molestos que si no están 😃.

Por cierto, si ya eres miembro de la mailist, recibirás un correo electrónico para que actualices tus datos con el objetivo de limpiar aquello que no se necesita y mostrarte, con igual transparencia, cual será el uso que les dé. Para evitar que existan usuario que no hayan aceptado expresamente la nueva política de privacidad y de paso, limpiando la lista de personas que, por el motivo que sea, ya no encuentran interesante mi contenido, a partir del 24 de Mayo, todos los usuarios que no hayan actualizado sus datos, serán eliminados de la lista.

Por último, me gustaría recordarte que mantener este blog vivo requiere de un especial esfuerzo por mi parte, sobre todo de tiempo pero también económico para mantener la infraestructura que se necesita y que permanezca vivo. Si te gusta lo que hago y te gustaría seguir disfrutando de ello en un futuro, te pido que te plantees la posibilidad de hacer una pequeña aportación económica. Para ello dispongo de dos canales:

  • Patreon: ya te lo presentaba hace tiempo en esta entrada. La idea es fijar una pequeña aportación económica mensual que será cargada exclusivamente en el caso de que durante ese mes publique alguna nueva entrada en el blog.
  • Invítame a un café: esta nueva forma, mucho más informal está pensada para que hagas aportaciones puntuales cuando consideres que me lo merezco. Dicho dinero es transferido a mi cuenta de PayPal y, muy posiblemente, acabe siendo reconvertido en café ☕ !

Espero haber dejado clara la relación que tiene este blog contigo como usuario. La adaptación a la nueva normativa a supuesto bastante trabajo "entre bambalinas" pero creo que es una gran oportunidad para explicarte a ti y a todos los usuarios del blog el tratamiento que hago de vuestros datos, alejándonos de la jerga jurídica que suele invadir los documentos legales de los blogs.

Además me ha servido para pulir, limpiar y añadir algunas cosas que espero, en su conjunto, te hagan disfrutar mucho más de este blog y cada una de sus entradas.

Te espero muy pronto con la próxima entrada, que volverá a la senda habitual de contenidos del blog.

¡Un saludo!

Apoya al blog


Si te ha gustado este artículo, valora apoyarme económicamente a través de Patreon, una plataforma de Micro-mecenazgo con la que puedes hacerme un donativo que ayude a la continuidad del blog. Una pequeña ayuda significa mucho. 😃

Permanezcamos en contacto!


¿Quieres enterarte de todas las novedades del sector? ¿Te gustaría trabajar conmigo? ¡Puedes contactar conmigo de forma muy sencilla!