6 preguntas sobre el Internet de las Cosas

por Ricardo Vega el 16/07/2015

¿Cómo el Internet de las cosas cambiará nuestras vidas diarias? ¿Qué impacto tendrá en nuestro futuro sostenible? Hay muchas preguntas concretas a responder relacionadas con el Internet de las Cosas y mucha información en la red, tanta, que estamos totalmente saturados. Hoy puede ser un buen día para sintetizar toda esta información. [caption id="attachment_1998" align="aligncenter" width="640"]Questions Vía Flickr[/caption] Probablemente desde la década de los 90s, donde los políticos se referían a Internet como "la autopista de la información", no existía un término tecnológico que haya creado tanto revuelo en tantos sectores de la población. Por eso, me he propuesto crear este post con las 6 preguntas sobre el Internet de las Cosas que me parece más interesantes y aportan una visión global de esta tecnología.

¿Qué efecto tendrá el Internet de las Cosas (IoT) en nuestras vidas diarias? De hecho, actualmente ya estamos notando este impacto. Gartner tiene un famoso estudio, muy nombrado cuando se habla de Internet de las Cosas, donde cifra en 4.900 millones los dispositivos conectados en 2015, mientras que para 2020 esta cantidad se disparará hasta los

25.000 millones. Pero, ¿que son estos dispositivos? No debemos fijarnos sólo en móviles o luces inteligentes, tenemos disponibles una gran variedad de objetos que podemos considerar dentro del Internet de las Cosas, como controladores de flotas, coches inteligentes, sistemas de monitorización y control de prácticamente cualquier cosas (desde centrales nucleares al líquido de frenos de tu vehículo), casas inteligentes, equipamiento médico de nueva generación, robots y un largo etcétera.

¿El IoT trabaja sobre el propio Internet o tienen su propia red dedicada? [caption id="attachment_1994" align="aligncenter" width="640"]

Council for the Internet of
Things Vía Flickr[/caption] La interoperabilidad entre varios estándares inalámbricos y de red sigue siendo a día de hoy un problema y fuente  de eternos foros y debates que buscan una convergencia. En este sentido, debido a la protección de patentes y creación de sistemas cerrados, muchas compañías usan sus propios y privativos protocolos de comunicación. Sin embargo, según mi opinión, sería mucho más provechoso un mercado colaborativo donde se pudiera crear un verdadero estándar que recogiera las fortalezas de los ecosistemas creados en una gran variedad de industrias para así evitar una innecesaria fragmentación que aporta una** gran inseguridad al comprador** a la hora de seleccionar o no una alternativa. Además, desde el punto de vista económico, el abaratamiento de los precios necesario para convertir el Internet de las Cosas en una tecnología de uso masivo proviene, precisamente, de la capacidad de la industria para fabricar a gran escala; y para llevar a cabo este tipo de fabricación necesitamos convergencia en las tecnologías empleadas. Hoy por hoy, en el mercado nos encontramos con tecnologías como Wi-Fi, NFC, GSM, Zigbee, Z-Wave o Bluetooth que sirven de soporte para las comunicaciones del Internet de las Cosas.

¿Qué ocurrirá en términos de pérdida de habilidades y puestos de trabajos al tener dispositivos mejores? Existen diferentes estudios como este encargado por el Parlamento Inglés, que cifran en un 35% aproximadamente el porcentaje de puestos de trabajo perdidos a causa de la automatización durante los próximos 20 años. [caption id="attachment_1989" align="aligncenter" width="640"]

Building the Internet of Things
2 Vía Flickr[/caption] Hace no mucho hablé de esta problemática en el post sobre los riesgos de la Inteligencia Artificial. Una reflexión extra que me gustaría aportar a lo que ya comenté en ese post es sobre lo que algunos llaman "La Segunda Era de las Máquinas". Trabajo, progreso y prosperidad de la mano de las brillantes nuevas tecnologías requerirán de un cambio de habilidades humanas y para que esto sea posible, es necesario un cambio educativo profundo también. Las probabilidades que tenemos todos nosotros de vivir en una sociedad fuertemente automatizada son muy elevadas y necesitamos cambiar nuestra sociedad, empezando por las escuelas, para que sean capaces de pensar y adaptarse en una nueva economía automatizada. Es curioso como prácticamente hacemos lo contrario, creando día tras día personas que poco difieren de autómatas. Está claro que el horizonte laboral cambiará radicalmente en los próximos 20 años. Los robots, definitivamente, están de camino, pero aún no han llegado. Éste es un proceso lento que nos permite (si se quiere) adaptarnos a él reformando leyes y educación.

¿Qué impacto tendrá en nuestro futuro sostenible?

Medidor Energético Seguramente, esta sea una de las preguntas sobre el Internet de las Cosas más importantes ya que su respuesta nos ayudará a entender porque se está generando tal revuelo. El Internet de las Cosas puede reducir significativamente las emisiones de carbono a la atmósfera, convirtiendo industrias y negocios en centros mucho más eficientes. Por ejemplo, el control adecuado y eficiente de las farolas, permitirá ahorrar el 40% del total de la energía que hoy por hoy están empleando. Otro ejemplo sería emplear sensores para recolectar información sobre el rendimiento y meteorológica en turbinas eólicas, empleando dicha información en optimizar el proceso mediante la orientación de las palas, lo que permitiría generar cerca de un 20% más de energía.

¿Qué ocurre con el Big Data y la Privacidad? En el Internet de las Cosas, el desarrollo del Big Data solo puede conseguirse a través de información segura, y la información segura solo puede obtenerse de

dispositivos seguros. De esta forma están profundamente relacionados privacidad y Big Data. [caption id="attachment_1434" align="aligncenter" width="300"]privacy-ricardo-vega "Please!" de Josh Hallett - https://www.flickr.com/photos/hyku/368912557[/caption] Ya hice un post donde hablaba sobre la privacidad en el Internet de las Cosas donde ya hacía hincapié en la necesidad de crear leyes y normativa que protejan al consumidor y hagan de salvaguarda de su privacidad. Una vez conseguido ello, se pueden conseguir auténticas maravillas gracias al Internet de las Cosas

¿El Internet de las Cosas es seguro o una nueva amenaza? Según Europol, el creciente interés en el Internet de las Cosas podría convertirse en un

día de campo para los delincuentes cibernéticos, puesto que crea un vector de ataque mucho más amplio. Por ello, debemos mezclar una regulación inteligente con una mayor concienciación social. Los gobiernos deberían controlar adecuadamente este nuevo tipo de industrias, asegurándose que sus medidas de protección son eficaces evitando que datos y privacidad de terceros se vean expuestos por negligencias. [caption id="attachment_1993" align="aligncenter" width="640"]Council for the Internet of Things Vía Flickr[/caption] En mi opinión, esto es mucho más fácil de decir que de hacer: un gobierno no debería ser el arbitro de la evolución tecnológica, aunque si tienen un papel en el establecimiento de buenas prácticas. El desarrollo de estas nuevas amenazas debe ir siempre acompañado por organizaciones no gubernamentales de seguridad cibernética capaces, desde el amplio conocimiento de la técnica, adoptar soluciones adecuadas. ¿Crees que me he dejado en el tintero alguna pregunta interesante? A través de los comentarios responder todas tus dudas. No te olvides tampoco de compartir esta entrada en las redes sociales. ¡Un saludo!

Apoya al blog


Si te ha gustado este artículo, valora apoyarme económicamente a través de Patreon, una plataforma de Micro-mecenazgo con la que puedes hacerme un donativo que ayude a la continuidad del blog. Una pequeña ayuda significa mucho. 😃

Permanezcamos en contacto!


¿Quieres enterarte de todas las novedades del sector? ¿Te gustaría trabajar conmigo? ¡Puedes contactar conmigo de forma muy sencilla!