¿Que nos espera en 2016?

por Ricardo Vega el 24/12/2015

¿Cuantas listas de predicciones para el próximo año has leído ya? Yo llevo ya unas cuantas. He estado pensando acerca de cómo el año nuevo puede afectar a todas esas temáticas de las que solemos hablar y aquí van mis predicciones.

Predicciones para 2016

En primer lugar, respecto al blog en sí, no voy a comentar nada ya que, aunque es un año muy ilusionante para mi, entiendo que no tiene porque serte de interés. Mis subscriptores, a través de la lista de correo ya recibieron mis expectativas al respecto y creo que eso es más que suficiente.

Domótica, Inmótica e Internet de las Cosas

Ya metiéndonos en faena, voy a empezar hablando de la domótica. Creo que su evolución es muy matizable. Si bien es cierto que las casas inteligentes van a seguir implantándose cada vez con mayor fuerza y rapidez, no creo que este concepto se lleve a cabo bajo lo que yo entiendo por domótica.

Mi definición de domótica tiene que ver con la aplicación de ciertas técnicas y tecnologías, habituales en el mundo de la automatización industrial, para controlar diferentes aspectos de una vivienda como temperatura o iluminación asegundado así ciertas características (confort, seguridad, eficiencia, etc).

Según mi opinión, este año vamos a continuar con la misma tendencia de este año que estamos finalizando, donde los sensores, actuadores, red no existen como tal si no que son sustituidos por dispositivos del Internet de las Cosas que son autónomos por si mismos.

Internet de las Cosas

Para que quede más claro, voy a intentar ponerte un ejemplo: en una instalación domótica tendríamos un sensor de temperatura que se comunica con el termostato a través de la red (con o sin un controlador principal de por medio). Si añadimos más sensores de temperatura (u otras condiciones como humedad o iluminación) podemos reprogramar como queramos que actúe nuestro termostato según esas condiciones. Es por tanto totalmente flexible ya que prácticamente podemos usar como queramos nuestros sensores.

Sin embargo, los dispositivos del Internet de las Cosas operan de forma diferente. Muchos de ellos son un "yo me lo guiso, yo me lo como" como el termostato Nest que lleva integrado tanto sensores como el actuador que opera la caldera. Estos dispositivos, están conectados a Internet (no tienen un protocolo domótico) y de ahí al servidor de la compañía responsable del producto que seguramente nos aporte una aplicación móvil para poder "actuar" de forma manual sobre el producto independientemente de donde nos encontramos.

La relación entre diferentes dispositivos del Internet de las Cosas no se hace por medio de un protocolo común entre ellos sino que son integraciones entre dispositivos, ya sea porque la compañía tiene un amplio abanico de gadgets o bien utilizando elementos de terceros como la plataforma IFTTT. Realmente su protocolo común es Internet.

En otras palabras, la interrelación entre dispositivos no está asegurada como en la domótica, donde dispositivos del mismo protocolo tienen que ser compatibles entre si. Esta característica, que podría ser negativa, se ha demostrado durante este año que es vista por el usuario como una flexibilización, permitiendo "automatizar" ciertos aspectos sin tener que invertir una gran cantidad de dinero.

IFTTT

Una vez más, poniendo un ejemplo, podemos ver como con un presupuesto de menos de 500 euros, podemos controlar la temperatura de la casa y las luces de un par de estancias (las principales) con una solución bonita y sencilla que además nos permite, sin grandes complicaciones, disponer de un control absoluto de dichas instalaciones desde el móvil. Incluso, si hacemos uso de IFTTT podemos integrarlas entre si o con otros servicios de Internet dándole ese toque "molón" que todos buscamos.

Creo que todo lo que significa esta tendencia, bajo los principales soportes que tiene (apoyo de grandes compañías, sencillez, comodidad, integración con Internet, etc) va a continuar y verse incluso ampliado en el 2016.

No podemos olvidarnos que el hogar digital es un producto destinado a un usuario final que no tiene por qué estar interesado lo más mínimo en complejas instalaciones domóticas, por mucha flexibilidad que tengan, si, con un par de dispositivos, un móvil y un rato configurándolo todo a su medida puede conseguir la comodidad que busca.

Por otra parte, en el aspecto de la domótica como tal creo que el único protocolo que puede rivalizar mínimamente a día de hoy con el Internet de las Cosas es Z-Wave debido a sus características (precio, inalámbrico, etc). KNX, al menos en Europa, creo que va a seguir progresando como un protocolo indicado para viviendas de lujo o edificios cuya aplicación ya podemos englobar dentro del concepto de inmótica, donde ya sea porque el presupuesto no es una restricción o porque los grandes espacios hacen más sencilla su amortización, el balance entre sus fantásticas propiedades / inversión salga positivo.

Big Data

Otras predicciones para el 2016

Creo que en 2016 los microservicios y el Big Data van a ser los grandes protagonistas en cuanto a arquitectura de aplicaciones y servicios relacionados con todo lo que podemos llamar "inteligente". Su aplicación a ciudades, dispositivos, inteligencias artificiales, marketing, etc aún dá para mucho. En este caso me atrevería a decir que esta es una tendencia no sólo para el próximo año sino también para los siguientes.

Por lo demás, tengo especial interés en ver el desarrollo que experimenta el coche eléctrico y la realidad virtual ya que podrían ser dos áreas cuya implantación posiblemente esté cerca, pero aún debe mejorarse un poco más la tecnología. Tal vez éste sea el año.

A nivel más "filosófico" también voy a estar muy pendiente de que pasa con la robótica / inteligencia artificial. ¿Se va a empezar a legislar para "protegernos"? ¿Son todo bobadas? La talla de las personas que están interviniendo en este particular combate hacen, en mi opinión, muy interesante su seguimiento.

Inteligencia Artificial y Robótica

Hay más temas que seguro nos ocupan durante el próximo año como la Impresión 3D o el imparable desarrollo de las energías renovables pero es imposible hablar de todo en un post.

Si crees que me he dejado algo interesante en el tintero o si quieres debatirme alguna de mis predicciones eres totalmente libre de hacerlo (y de hecho me encantaría) usando para ello los comentarios.

Acuérdate por último de compartir este post en tus redes sociales. Así llegaremos a más gente :)

Nos vemos la próxima semana cerrando el año :) ¡Saludos!

Apoya al blog


Si te ha gustado este artículo, valora apoyarme económicamente a través de Patreon, una plataforma de Micro-mecenazgo con la que puedes hacerme un donativo que ayude a la continuidad del blog. Una pequeña ayuda significa mucho. 😃

Permanezcamos en contacto!


¿Quieres enterarte de todas las novedades del sector? ¿Te gustaría trabajar conmigo? ¡Puedes contactar conmigo de forma muy sencilla!